Seguidores

sábado, 24 de julio de 2010

Una vez más la sinceridad brilla por su ausencia

El juego del escondite se te da de maravillas. Esconder las palabras en tu mente mientras yo cuento hasta 100. No sales, no salen. Si al final lo que vas a necesitar son un buen par de ostias. Alomejor así, te animas.

Dos puntos aparte del seguido del final. Ni busco, ni encuentro. Ni salen, ni llegan. Música, música y libros. Aire libre, si es posible... y comida. Comer mucho y bien. Bebida, una buena coca-cola. Buena compañía... En estos días la "buena" compañía se rige por un simple: Por interés, te quiero Andrés. Me he dado cuenta, pero sigo siendo tonta. Lo sé y no hago nada, nada, aboslutamente nada para cambiar las cosas. Si al final la loca seré yo. Pero, ¿Y? Al final la vida pone a cada uno en su lugar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario