Seguidores

martes, 25 de mayo de 2010

Llegando ciega a casa.

Me siento desnuda ahora que tú tienes acceso a mi minivida en letras. Soy demasiado impulsiva y quizás me precipite, pero debo soltarlo todo, aunque no tenga ni pajolera idea, pero ahora me voy a dedicar a darte las gracias por haberme quitado el caramelo justo cuando lo acabo de sacar del envoltorio, justo cuando empezaba descubrir de que sabor estaba hecho. Has derretido mi helado, el que tenia ganas de tomarme desde que me vinieron estos antojos de verano. Menuda faena me has hecho amigo. En realidad me la he hecho yo solita como siempre, a la mierda los baby's, petarda, enana y toda esa clase de palabrería que en verdad se queda en nada, que es lo que es para ti, un nada grande como una casa. Pienso encenderme un cigarrilo, no que digo, mevoy a hacer un buen porro, voy a llegar ciega a casa, encenderé de nuevo la luz fundida y con cara de decepción al no encederse me tiraré en la cama, encenderé el ordenador como hago siempre y haré los geniales( ironia) deberes de literatura. Y justo antes de dormir pensaré... Como tengas la cara de preguntarme a qué coño huelen las nubes, veras tu como las hueles por ti mismo. Pero qué digo, si directamente no me hablas como me vas a preguntar nada... En qué estoy pensando -.-.
Y si me he precipitado y me he equivocado... soy humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario