Seguidores

domingo, 11 de abril de 2010

Me pasa que me pasa lo de siempre. Quiero demasiadas cosas i no me centro en ninguna, me da miedo cualquier cosa que pueda ser algo de mi, y me molesta la palabrería. Luego cuando profin creo q me aclaro y se lo que quiero, raca sorpresa decepción; llego tarde. Ya hay otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario