Seguidores

martes, 22 de febrero de 2011

Just.

Entre poesías de Góngora y Quevedo, entre corazones y fórmulas. No hay tiempo ni para hablar. No hay tiempo para nada. ¿Dónde quedaron los "carpe diem"? ¿Dónde quedaron los tempus fugit? ¿Dónde queda la vida!? Vivimos para estudiar, trabajamos y morimos. Nadie nos echa de menos. Una rutina que es peor que la soledad. Te tengo en mi cabeza, y te prefiero en mi almohada. La cama esta demasiado fría y me pierdo entre las arrugas del edredón, que parecen dunas del desierto. Y solo estamos a 20 metros. Tiendo a la idealización, estoy nerviosa al cubo y las potencias de mi vida se van por patas, sin ni siquiera, darse la vuelta y despedirse con una simple mirada. Tantas cosas qué no sé de ti... tantas cosas que espero del mundo, y el mundo no me quiere dar nada. Por no darme, no me da ni suerte. Venga, karma, dios, ser poderoso superior, lo que coño este ahi jugando con nosotros como si fueramos los sims, dame un poco de suerte, embotellada, en un sobre, líquida, en forma de donut, entre las páginas de un libro o en los versos del poema más corto del mundo... Solo dame un poco....

6 comentarios:

  1. Yo te doy suerte para lo que sea que la necesites en forma de vocales y consonantes juntas: SUERTE. :)

    ResponderEliminar
  2. Y yo te doy las gracias, de corazón :)

    ResponderEliminar
  3. yo muchas veces encuentro suerte leyendo cosas así, tan aplastantes y tan jodidamente reales.

    (realmente me siento como un sim con su diamante verde ahora rojo y a punto de explotar)

    ResponderEliminar
  4. tranquila, no te desesperes...la suerte aparecerá cuando menos te lo esperes..es caprichosa...!:)
    muah

    ResponderEliminar
  5. Muchísima suerte preciosa. Yo tambien busco mi "carpe diem.."
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Siempre hay una frase tuya, en cada texto que leo, que logra sacarme una sonrisa.te felicito por eso.

    Nadie espera a nadie hoy en día, nadie siente esa angustia al extrañarse, ya nada es lo mismo y más desafortunados nosotros que en algún momento de nuestra vida lo sentimos, lo vimos reflejado en algo y ahora simplemente ya no esta.
    también vivo de las ilusiones y espero que Dios me brinde un poco más de suerte esta vez, como dices tu, solo un poco.

    Saludos Dear!

    ResponderEliminar