Seguidores

domingo, 12 de septiembre de 2010

Pasado.

Seré sincera, me importó.
Pero, el tiempo lo aclara todo, ¿ y para que voy a querer algo podrido?.
En un cuenco de frutas, la fruta podrida infecta a las otras piezas. Si te das cuenta, encuentras " la podrida" y la retiras. No hay problema. Pero aveces la fruta es más rapida y infecta a unas cuantas y pierdes más frutas. Eso pasa y seguirá pasando. Pero me da igual, he perdido a unas frutas podridas por su orgullo, ego, falsedad, envidia... y ¿De que me sirve lo podrido?
Voy a dejar que todo siga igual, que sigas con tu juego, porque frutas asi hay en todos lados, y la solución que hay es pasar. Lo único que espero, es que un día seas capaz de "limpiarte", porque a diferencia, no soy com tú.






PD: El mal no se desea a nadie, la vida pone a cada uno en su lugar. El mundo no es sólo felicidad y arcoiris, es un lugar bastante duro y difícil y no le importa lo rudo que puedas ser, te golpeará hasta dejarte en el suelo y te mantendra ahí si tú se lo permites. Ni tú, ni yo, ni nadie, golpeará tan fuerte como la vida, ero no se trata de golpear fuerte, se trata de que seas tan fuerte como te golpean y sigas adelante. ¿Cuánto puedes aguantar y seguir adelante?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario