Seguidores

lunes, 8 de febrero de 2010

Sinceramente, no sé si quiero esto. No me apetece acabar entre lágrimas, entre recuerdos. Aunque, podría arriesgarme a vivir momentos inolvidables, que se que se en un futuro se clavarán en mi como puñaladas traperas. Que me dirás palabras que luego se las llevará el viento, pero que en el momento en que me las digas, sonarán a música. Que viviremos más momentos debajo de las mantas que luego la manta, se le habrá quedado ese odioso olor a nuestros recuerdos con el que romperé a llorar, y me enfadaré conmigo misma por haver caido, otra vez. Pero da igual, voy a decidir arriesgarme a vivir muchos buenos momentos. Porque todo en esta vida es arriesgarse no?

1 comentario: