Seguidores

miércoles, 23 de marzo de 2011

Quiero.

Quiero que me comas a besos mientras el pirncing de tu nariz me hace cosquillas por mi ombligo. Quiero que me llames cuando tengas el calentón y que luego te quedes aquí. Mañana, no. Mi pirncing del labio como llave para abrirte el corazón, que bien protegido lo tienes. Quiero que nos riamos, que hagas rimas con mi nombre y que te burles de mi afonía fallera. Quiero que me ayudes a vivir. Que seas médico y me arregles mi jodido problema de corazón. Consígueme un huracán de caricias, una lluvia de orgasmos y un sol que duerma conmigo. Quiero dejarme llevar. Quiero que pruebes, conmigo, un puto cucurucho de helado, pero de los de sabor raro. Que esto ya es más normal. Quiero que me ayudes a ver más allá de lo que veo. ¡Qué me sorprendas! Que me lleves la contraría, que te enfades, que me enfade, que te muerda, que me muerdas, que me beses el cuello hasta llegar al alma y que luego me folles como un hombre recién salido de la cárcel. Fóllame hasta el final del amor.Eres como un buen buffet de un hotel, el anti alérgico del polen de la primavera, una piscina o un refresco de verano, una gabardina de otoño y una estufa de verano. De momento, solo estoy esperando a que tu (buencolocado) culo me llame y nos fumemos un verde, no te preocupes, hoy invito yo.

7 comentarios:

  1. quiero quiero quiero quiero quiero...

    ResponderEliminar
  2. "Fóllame hasta el final del amor" me ha encantado esta frase

    ResponderEliminar
  3. Queremos tantas cosas... Seguro las consigues, suena segura de sí misma. :)

    ResponderEliminar
  4. Comer cucuruchos de helado suena muy romantico, eh!

    ResponderEliminar
  5. Jolín pues sí que pides tú, eh? :)

    ResponderEliminar