Seguidores

jueves, 1 de julio de 2010

Hay cosas que son (in)explicables.

Odio las órdenes y el control. Que me planifiquen el día, la semana.. lo odio! Prefiero el levantarme sin saber que hacer, sentarme en un banco con ellas pensando en cualquier gilipollez, imaginarnos con el coche... Que cambie todo de repente, una palabra se convierta en una coincidencia y esto a su vez, en una tarde, en conversaciones y risas. Que se queden atrás las movidas de que chunguele soy... no sirven de nada RECONOCERLO!
Que duele más la ignorancia. Ábreme los ojos que los tengo cerrados, ábreme los ojos que me gusta como lo haces. Acercate y dime toda clase de mariconadas, de esas que me hacen reir, porque a pesar de todo, es lo que necesito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario